ciencia curiosa, curiosidades de la naturaleza, camaleones

Camaleones, auténticos maestros del color

Los camaleones son unos auténticos maestros de color. Con sus grandes ojos y una curiosa cola prensil, son capaces de cambiar de color expandiendo y contrayendo una células cutáneas llamadas cromatóforos.

El cambio de color se produce como señal visual. A veces lo utilizan para disuadir a sus rivales, otras veces, la transformación se debe al miedo o al enfado, y en ocasiones la intención en atraer al sexo contrario.

Y no solo eso, cambiar de color de su piel les ayuda a controlar la temperatura corporal.

Tienen los ojos cubiertos de piel para que solo sea visible la pupila y pueden girarlos independientemente en cualquier dirección hasta una visión total de 360º. Una gran ventaja para localizar a las presas.

El camaleón es el único animal, ademas de las aves, que tiene patas zogodáctilas: los dedos apuntan adelante y atrás en forma de pinzas. Además, su cola prensil la utilizan para agarrarse las ramas como si fuera una extremidad extra.

Con su increíble lengua, y a una velocidad de cinco metros por segundo, el camaleón es capaz de alcanzar a su presa en menos de una centésima de segundo. La punta está cubierta de mucosidades pegajosas que le ayudan a sujetar sus capturas.

Lo normal es que estos reptiles coman insectos, pero como todo, siempre hay excepciones, y algunas especies grandes como el camaleón de Meller, se alimentan de pequeños pajaritos.

Cómo otros reptiles, la mayoría pone huevos, aunque algunos especies concretas, como el camaleón de Jackson, pare a sus crías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.