El fin de los rinocerontes blancos

Sudán no era un rinoceronte común, era el último rinoceronte blanco del norte y, sin duda, el rinoceronte más famoso del mundo. Su muerte el 19 de marzo de 2018 se produjo después de que Sudán había sido tratado por problemas de salud relacionados con la edad y por una serie de infecciones.

El equipo de veterinarios del Zoo Dvur Králové, Ol Pejeta y el Kenya Wildlife Service decidió practicarle la eutanasia para evitar su sufrimiento que le estaba produciendo la infección de la pata.

Tras su muerte, la subespecie solo cuenta con dos únicas supervivientes. Se trata de dos hembras: la hija y la nieta de Sudan. Pero en estado salvaje la subespecie se dio por extinta en 2008 según la organización WWF. Sudan fue el último rinoceronte blanco del norte en nacer estado salvaje.

Estos rinocerontes, que habitaban en Uganda, República Central Africana, Sudán y Chad, fueron aniquilados en los años 70 y 80 durante la crisis de la caza furtiva, que se encrudeció por la alta demanda de cuernos para la medicina tradicional china en Asia y para la fabricación de mangos de dagas en Yemen. Los últimos ejemplares en estado salvaje fueron asesinados en la República Democrática del Congo a principios de los años 2000.

La última esperanza ahora para preservar a esta subespecie es el desarrollo de técnicas de fertilización in vitro.

Rhinocation es un programa educativo organizado por Helping Rhinos que capacitar a estudiantes para reducir la demanda de cuerno de rinoceronte.

 


Fuente: Agencia SINC & Helping Rhinos 

You Might Also Like

Deja un comentario