El protector solar de los hipopótamos | Srta.Ciencia

El protector solar de los hipopótamos

En griego, hipopótamo significa “caballo de río”. Hace tiempo, se pensaba que estos animales de piel fina y delicada sudaban sangre, pero no es cierto. Los científicos descubrieron que se trata de un fluido rojo que actúa como protector solar.

En realidad, los hipopótamos no sudan sangre, pero sí secretan un líquido rojizo que protege su piel. Una piel fina y delicada, que no tiene pelo y que se quema con los rayos del sol.

Esa especie de “sudor,” que también actúa como antiséptico, está formada por dos pigmentos, uno rojo y otro anaranjado. Una propiedad muy útil para curar las heridas de estos mamíferos que a menudo se ven envueltos en peleas.


El fluido rojo actúa como protector solar, como antiséptico -destruye los gérmenes- y es perfecto para que la piel de los hipopótamos no se deshidrate.

El hipopótamo es fácilmente reconocible por su gran tamaño. Su cuerpo regordete, su enorme boca y sus grandes dientes le convierten en una de las criaturas más agresivas del mundo.

A pesar de su parecido físico con los cerdos, sus parientes vivos más cercanos son las ballenas.

Los hipopótamos pueden pesar entre 1 1/2 y 3 toneladas, ocupando el tercer puesto en la clasificación de animales terrestres más pesados, detrás del rinoceronte blanco y algunos elefantes que pueden alcanzar las 9 toneladas.

Estos animales semiacuáticos son más activos por la noche, momento en el que aprovechan para salir a comer hierbas terrestres. Por el día, les gusta estar en el agua o dándose baños de barro para mantener la temperatura de su cuerpo, pero si deciden pasear bajo el sol, ellos mismos se pueden cubrir con su particular crema protectora.

 

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *