evolución humana, primates

¿Mi tío es un mono?

Se cree que los humanos descendemos de los monos, pero ese dato no es del todo cierto. Los humanos y los monos son parte de un grupo más amplio de mamíferos llamados primates.

Es posible que los monos y los humanos compartieran un antecesor común hace entre 25 y 30 millones de años. Unos y otros evolucionaron a partir de este animal en una variedad de formas distintas hasta llegar a las especies actuales.

Los monos pertenecen a un grupo de mamíferos llamados primates. Los humanos también. Pero eso no quiere decir que los humanos sean monos, a pesar de compartir algunas características.



La evolución de las especies es la teoría de cómo los animales han cambiado a lo largo del tiempo. Ciertas características pasan de una generación a otra para ayudarlos a sobrevivir.

Los monos que tienen una cola más larga pueden equilibrarse mejor sobre un árbol para alcanzar la fruta o escapar de un enemigo. Por eso, estos monos tienen más probabilidades de sobrevivir y tener crías de cola larga.

Los rasgos más exitosos de los monos, como la cola larga, prosperan en el grupo y serán transmitidos generación a generación. Con el tiempo, toda la especie tendrá una cola larga.

Los monos son cuadrúpedos. Caminan a cuatro patas la mayor parte del tiempo, pero son capaces de ponerse de pie y caminar erguidos a dos patas.

Su variada dieta depende de la especie, pero puede incluir fruta, semillas, hojas, flores, huevos, insectos, arañas y pequeños animales como cangrejos y lagartos.


Fuente: Loco por los monos. Owen Davey

You Might Also Like

Deja un comentario