terremoto, movimiento sísmico, seísmo, sismo, por qué ocurren los terremotos,

Terremotos, cuestión de placas

Los terremotos, capaces de arrasar con ciudades enteras y matar o herir a miles de personas, están considerados una de las fuerzas más destructoras de la naturaleza.

Dependiendo de su intensidad y origen, un terremoto puede causar desplazamientos de la corteza terrestre, corrimientos de tierras, maremotos o incluso actividad volcánica.

Cuando las placas tectónicas de la corteza terrestre se empujan entre sí y producen tensiones, se producen los terremotos. En ocasiones, las placas se entrelazan, lo que hace que las fuerzas se acumulen y al soltarse, liberen la presión acumulada en forma de seísmo.

Los efectos principales de un terremoto en la superficie terrestre son el movimiento y la ruptura del suelo debido al roce de placas tectónicas. Las profundas grietas que se forman en la corteza terrestre se las conoce como fallas.



El punto donde se inicia el movimiento se conoce como hipocentro y se sitúa en las profundidades de la tierra. A partir del hipocentro, las ondas sísmicas de energía se expanden a través del suelo. Directamente sobre el hipocentro se encuentra el epicentro, un punto en la superficie, donde se perciben y observan los efectos del terremoto con mayor intensidad.

La medición de los terremotos

Son muchos los terremotos que sacuden nuestro planeta cada año, pero afortunadamente la mayoría de ellos son demasiado débiles y no se perciben. Solo algunos, son lo bastante intensos como para provocar daños que causen un impacto grave sobre la Tierra.

Los expertos en terremotos son los sismólogos y utilizan la Escala de Ritcher para medir la energía liberada por un terremoto en una escala de uno a diez.

  • Moderado: (5,0-5,9) – Puede causar daños mayores en edificaciones débiles o mal construidas. En edificaciones bien diseñadas los daños son leves.
  • Fuerte: (6,0-6,9) – Pueden llegar a destruir áreas pobladas, en hasta unos 160 kilómetros a la redonda.
  • Mayor: (7,0-7,9) – Puede causar serios daños en extensas zonas. Suele haber unos 18 por año.
  • Grande: (8,0-8,9) – Puede causar graves daños en zonas de varios cientos de kilómetros. Se producen de 1 a 3 por año.
  • Grande: (9,0-9,9) – Devastadores en zonas de varios miles de kilómetros. Se producen 1 o 2 cada 20 años.
  • Apocalíptico: (10) – Nunca se ha registrado un sismo de esta magnitud.


  • La principal causa de mortalidad en los terremotos se debe al desplome de las edificaciones sobre las personas. Por ello, los arquitectos diseñan edificios capaces de resistir a los seísmos.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *