dentadura de tiburón

El sexto sentido de los tiburones

Los tiburones son grandes depredadores, y su éxito evolutivo se debe en parte a los sistemas sensoriales. Su buen olfato les permite detectar hasta el más mínimo rastro de sangre en el agua, pero además, cuentan con otro sentido que les ayuda a encontrar a sus presas fácilmente. El sentido de electrorrecepción.

Los tiburones tienen un sentido especial para encontrar a sus presas llamado electrorrecepción que les permite percibir la electricidad. Cuando un animal se mueve, sus músculos se flexionan y se crea una pequeña carga eléctrica. La electricidad se mueve con facilidad a través del agua salada.

Aparecieron hace 400 millones de años, en el Devónico. Eso quiere decir que estos seres marinos, también llamados escualos, llevaban nadando en los océanos más de 200 millones de años antes de que apareciesen los dinosaurios.



Se conocen alrededor de 500 especies muy diversas, tanto en tamaño como en forma. El tiburón más pequeño es el tiburón enano (Etmopterus perryi) de apenas 20 cm y el más grande, el tiburón ballena (Rhincodon typus), el pez viviente más grande del mundo que puede medir alrededor de 15 metros de longitud.

Los tiburones tienen un esqueleto cartilaginoso y tres formas diferentes de reproducirse: pueden ser ovíparos (ponen huevos); vivíparos (paren a sus crías tras un periodo de gestación); y ovovivíparos (ponen huevos y los incuban en su interior).

Su alimentación depende de su especie. Los hay que comen pequeñas larvas de peces y crustáceos como el tiburón ballena, y otros como el tiburón blanco que puede llegar a comer hasta leones marinos.

A pesar de que pierden dientes con facilidad, tienen una gran dentadura ya que les crecen nuevas piezas constantemente. Algunas especies pueden llegar a tener alrededor de 20.000 dientes a lo largo de toda su vida.

A lo largo de la historia los dientes de tiburón se han utilizado para fabricar armas con las que luchar y defenderse. Hoy en día, las aletas, utilizadas como ingrediente en la cocina asiática para la elaboración de sopas, son la parte más valiosa de estos animales marinos.

Desgraciadamente, las técnicas empleadas para conseguirlas –aleteo o shark finning- están amenazando la supervivencia de los escualos. Los científicos estiman que una cuarta parte de los tiburones del mundo está en peligro de extinción.

El aleteo o shark finning consiste en atrapar tiburones, cortarle sus aletas y devolverlos al mar, donde inevitablemente morirán desangrados o devorados por otros peces.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *